Skip links

¿Cómo mejorar mi concentración en el trabajo?

Comparte

La concentración en el trabajo

Normalmente todos los trabajadores queremos conseguir nuestro mejor rendimiento en el trabajo, pero a veces nuestra concentración no es la óptima para poder conseguirlo.

Hoy quiero que veamos unos cuantos consejos para que nuestro rendimiento aumente y así consigamos el mejor rendimiento.

Organizar las tareas

En nuestro día  a día tenemos muchas actividades que hacer, y en algunas ocasiones no llegamos a realizarlas todas . Para poder cumplir nuestras actividades y que nuestra concentración no sea vea afectada, necesitamos organizarnos las tareas.

Para poder organizarlas es imprescindible conocer nuestra prioridad y el tiempo que nos ocupará cada tarea. De lo contrario, sería muy difícil realizar nuestras tareas porque siempre estaríamos pensando en lo que tenemos que hacer, y nos ocupa una parte de nuestra concentración.

Ser consciente de cada tarea

Después de haber organizado nuestras tareas nuestra mente estará más despejada, y nos toca el segundo paso: ser conscientes de cada tarea.

Cuando realizamos una tarea de forma repetitiva, puede que nos acostumbremos a ella y la hagamos de forma automática. Cuando nuestro pensamiento entra en «modo automático» no somos conscientes de lo que estamos haciendo, y nuestro rendimiento se reduce.

Por esta razón, aunque estemos acostumbrados a realizar determinadas acciones, siempre debemos pensar en cómo estamos las haciendo . De esta forma seremos conscientes y nuestro rendimiento no se verá afectado.

Ser consciente del tiempo

Después de los dos anteriores puntos, debemos ser conscientes de nuestro propio tiempo.

Porque no es lo mismo organizarnos las tareas y pensar cuánto tiempo nos ocuparán, que hacerlas y ver el tiempo exacto. Siendo conscientes del tiempo podemos conseguir el rendimiento óptimo, de lo contrario, podríamos necesitar más horas de las que nos habíamos organizado. RECUERDA: el día tiene 24 horas y no más.

Para ser conscientes del tiempo, necesitamos calcular cuanto tiempo invertimos en cada tarea.

No hacer dos cosas al a vez

Un problema que vemos muy a menudo en nuestro trabajo es realizar dos tareas simultáneas, aunque pensemos con somos capaces y que podemos llevar dos tareas a cabo, esto no es así. Cuando realizamos dos tareas, estamos dividiendo nuestra atención en esas dos tareas, y nuestro rendimiento se ve afectado.

Por esa razón debes organizarte las tareas y ser consciente del tiempo, para poder centrarte en cada tarea. Solo de esta forma podrás conseguir el mejor rendimiento de estas.

Respirar y no correr

Por último, pero no menos importante, vivimos en la sociedad del YA y corriendo para llegar a tiempo… las prisas en el trabajo NUNCA son buenas en la empresa, existe un refrán que dice: «mamá vísteme despacio, que tengo prisa». La conclusión de este refrán es que cuantas más prisas tenemos peor se realizan las actividades.

Si después de leer este post estás pensando en mejorar tu motivación en el trabajo o quieres mejorar la motivación de tu equipo, puedes contactar con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

Autor: Rafeta Pallarés.


Comparte