Skip links

¿Cómo conseguir sentirte satisfecho en el trabajo?

Comparte

Satisfacción laboral

Todos los trabajadores buscan la satisfacción laboral, pero ¿Cómo podemos conseguir que los trabajadores se sientan satisfechos?

Hoy quiero que veamos tres aspectos necesarios para que los trabajadores se sientan satisfechos con su trabajo:

Motivos por los que decido trabajar

El motivo por el que un trabajador decide trabajar puede ser muy diferente, pero debemos tenerlo claro para poder ayudarle lo mejor posible. Los motivos pueden ser los siguientes:

  • Desarrollo personal o profesional: en todos los trabajos aprendemos diferentes tareas que nos ayudan a desarrollarnos personal y profesionalmente, si este es tu motivo para trabajar, podrás seguir una trayectoria correcta.
  • Valoración personal: algunas personas buscan trabajar porque quieren sentirse valorados o útiles, este motivo puede ser muy bueno o muy malo, dependiendo cómo valores tu propio trabajo.
  • Económica: todas las personas necesitan trabajar a cambio de un salario digno, pero si este es el único factor que te motiva, puede que no estés satisfecho con el trabajo. Además, cuando decidimos trabajar únicamente por dinero, será muy difícil desarrollarnos profesionalmente.
  • No estar parado: algunas personas necesitan trabajar porque no saben que hacer en su día a día, pero no pueden estar paradas.

Como habréis podido comprobar NO podemos quedarnos únicamente con un tipo de motivación. Cada persona puede tener diferentes motivos para trabajar, y para saber cuáles son los nuestros necesitamos reflexionar. Dependiendo de la motivación de nuestro trabajador, podremos ayudarle de una forma o de otra:

  • Desarrollo personal o profesional: podremos favorecer la motivación de nuestro trabajador facilitándole un plan de formación para que pueda seguir desarrollando su trayectoria profesional y personal.
  • Valoración personal: debemos tener cuidado con este aspecto porque si es un trabajador que sus expectativas son altas y no se cumplen, puede que decida cambiar de trabajo. Por esa razón, debemos conocer las expectativas del trabajador, para poder ayudarle lo mejor posible.
  • Económica: Debemos tener muchísimo cuidado con esta motivación, porque si únicamente es económica es muy fácil que cambie de trabajo. Si el aspecto que le motiva para seguir trabajando es el dinero, siempre habrá alguna empresa dispuesta a pagar más.

Clima laboral

El clima laboral en la empresa es indispensable para que todos los trabajadores puedan sentirse satisfechos.

Un clima laboral positivo, donde los trabajadores se sientan a gusto y tranquilos, será ideal para que desarrollen sus tareas, y puedan crecer tanto personal como profesionalmente. Al contrario que un clima laboral negativo, donde los trabajadores sienten la tensión de la empresa. Cuando una empresa tiene un clima laboral negativo, los trabajadores no están a gusto y pueden decidir cambiar de trabajo.

La comunicación efectiva con todo el equipo es indispensable para poder desarrollar un clima laboral positivo.

Objetivos profesionales

Los objetivos profesionales que tenga la empresa, deben compartirlos todos los trabajadores. Además, cada trabajador tendrá sus objetivos profesionales para conseguir avanzar en su trayectoria laboral. Para conseguir que los trabajadores se sientan a gusto, es indispensable que los objetivos sean consensuados entre todos y compartidos. De lo contrario, todos los trabajadores tendrían objetivos individuales y no formarían un equipo, y el clima laboral (que comentábamos antes) sería negativo.

Recuerda: Los objetivos se tienen que organizar siempre en el tiempo para poder ver la trayectoria que estamos llevando. Además, debemos pensar que estos objetivos siempre deben cumplir las siglas SMART:

  • S: específicos, no deben ser generales. Por ejemplo, conseguir un cliente sería especifico, y conseguir mejorar mi cartera de clientes sería general.
  • M: medibles. Por ejemplo, conseguir facturar 50.000€ es un objetivo medible, y mejorar mi empatía NO se puede medir.
  • A: Alcanzables, está claro que todos tenemos sueños que queremos cumplir, pero debemos tener cuidado cuando nos planteamos los objetivos, porque si fuese muy muy difícil puede desmotivarnos. Por ejemplo, conseguir tres clientes en un mes sería un objetivo difícil pero alcanzable, y conseguir 100 clientes en un mes, sería un objetivo muy difícil de alcanzar.
  • R: Realistas, los sueños son muy bonitos, pero la realidad es que sí hay cosas imposibles, aunque eso solo lo sabremos si trabajamos duro para intentar conseguirlo. RECUERDA: lo único imposible es aquello que no se intenta. Por ejemplo, llegar mañana a la luna tu mismo sería un objetivo irreal, pero conseguir incrementar tu facturación un 5% este mes podría ser real.
  • T: Tiempo, todos los objetivos que nos propongamos deben cumplirse en el tiempo. Por ejemplo, quiero conseguir aumentar mi facturación un 15% en un año.

Conclusión

Para concluir, estos tres aspectos que hemos visto ayudarán a que tus trabajadores se sientan satisfechos.

Si después de leer este post estás pensando en mejorar algún aspecto para poder mejorar la satisfacción laboral de tus trabajadores, puedes contactar con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

Autor: Rafeta Pallarés.


Comparte