Skip links

10 Pasos para elaborar un Plan de Marketing

Comparte

En el anterior post, introdujimos cómo debía ser un Plan de Marketing para cumplir los objetivos de tu empresa. Ahora, vamos a ver qué pasos debemos seguir para elaborar tu Plan de Marketing.

Recuerda que disponer de un plan de Marketing bien desarrollado es imprescindible para cumplir los objetivos de tu empresa, y para conocer la teoría de todos los aspectos que se ven en el Plan de Marketing, puedes leer el anterior post.

Pasos para elaborar un Plan de Marketing

1-      Entorno: mercado y competencia.

El primer paso para elaborar tu plan de marketing es comprender y conocer el entorno en el que nos movemos. Es necesario realizar un estudio de mercado a fondo y conocer nuestra competencia: conoceremos las características y tendencias del sector, las estrategias de marketing de nuestros competidores, después de conocer estos aspectos, realizaremos nuestro propio DAFO.

Finalmente, conseguiremos encontrar nuestra PCU (propuesta comercial única): las cualidades que nos distinguen de nuestra competencia y posicionan nuestro producto en un lugar único.

2-      Audiencia.

Las herramientas de marketing pueden aportar muchas posibilidades para segmentar nuestra audiencia, pero para poder aprovecharlas es imprescindible conocer nuestro nicho. Por eso, el siguiente paso será aclarar nuestro nicho.

Para definir nuestro nicho, debemos definirlo demográficamente, pero esto no es suficiente. También necesitamos entender sus necesidades y motivaciones, cómo se comunica e interactúa online, a fin de definir los mejores canales y estrategias de comunicación para alcanzarles. Para conseguirlo, podemos aprovechar múltiples herramientas que nos ayudarán a realizar el estudio de mercados digitales, más o menos sofisticadas dependiendo de nuestro presupuesto.

3-      Objetivos.

Una vez hemos definido los dos puntos anteriores, llegamos a una pregunta clave para conseguir el éxito con nuestro Plan de Marketing: ¿Qué queremos conseguir? Los objetivos deben estar alineados con la estrategia global de nuestro negocio. Algunos ejemplos pueden ser: generar clientes para nuestro nuevo producto, aumentar la tasa de repetición y recomendación de nuestros clientes, incrementar el número de menciones positivas de nuestra marca o conseguir tráfico de nuestros productos.

Cuando queramos fijar nuestros objetivos, existe una herramienta muy útil para acordarnos, es un acrónimo ingles SMART:

  • S: específicos.
  • M: medibles.
  • A: alcanzables.
  • R: realistas.
  • T: acotados en el tiempo.

4-      Estrategias y creatividad.

Ahora, estamos listos para empezar a elaborar nuestro Plan de Marketing: la estrategia y la creatividad.

La estrategia nos dará una visión global de las diferentes acciones que debemos realizar para poder establecer un vinculo con nuestros clientes, que nos dirigirá hacia los objetivos que nos hemos planteado anteriormente. Para poder organizarnos nuestra estrategia de forma útil, podemos dividir las acciones según las etapas del embudo de conversión: no utilizaremos la misma forma de comunicarnos con alguien que nunca ha oído hablar de nosotros, que con un cliente habitual.

Una vez hemos definido nuestra estrategia, llega la hora enviar nuestro mensaje para que se escuche.

5-      Proceso de ventas.

Apoyándonos en nuestra estrategia que hemos definido, vamos a concretar cómo es nuestro proceso de ventas digital. Para conseguir cerrar nuestra venta con una compra online de nuestro producto o solicitud de oferta, debemos definir una serie de pasos por los que nuestro cliente deberá transitar por nuestra página web antes de convertirse en cliente.

Si nuestra empresa no tiene disponible la venta online, al menos deberemos disponer de una forma de generar leads, donde nuestros clientes dejen sus datos, soliciten una oferta o puedan comunicarse con nosotros.

6-      Fidelización.

Cuando ya hemos conseguido convertir a un usuario en nuestro cliente, debemos conseguir el reto más difícil del Plan de Marketing: fidelizarlo. Cuesta 7 veces más adquirir un cliente nuevo, que fidelizar un cliente existente, por esta razón, resulta evidente prestar atención a nuestros clientes.

Si utilizas una página web, no te olvides del potencial de las cookies para poder conocer los hábitos e intereses de tus clientes, y ofrecerles lo que más necesitan en el momento adecuado.

7-     Presupuesto.

Ha llegado la hora de hablar del precio ¿Cómo podemos definir nuestro presupuesto? Debemos conocer que acciones vamos a acometer con nuestro cliente, y cuanto tiempo utilizaremos para cada una de estas acciones.

Para aceptar con las acciones que propondremos a nuestro cliente, debemos conocer sus necesidades, y saber que acciones podemos realizar para cubrirlas. Para ello, es imprescindible estar al día en las tendencias del sector.

8-     Tecnología y medios.

En cuanto a la tecnología, si estamos pensando en realizar un Plan de Marketing Online, tenemos un sinfín de posibilidades que se van actualizando cada día. En cuanto al Plan de Marketing Presencial, también tenemos muchas posibilidades, pero dependerá de nuestro presupuesto.

¿Cómo podemos escoger la mejor herramienta para utilizar en nuestro Plan de Marketing?

Lo primero, es tener claro nuestro presupuesto; conocer a nuestro nicho para saber cómo utilizan internet y cómo podrían encontrarnos, y el retorno de la inversión que esperamos. Teniendo claro estos tres aspectos, tendremos muchas posibilidades a la hora de elegir. Para poder decidir cuál es la mejor herramienta para ti, no dudes en contactar con un experto para que te informe de las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas.

9-     Los KPI.

Estamos a punto de terminar con tu Plan de Marketing, pero para poder saber si cumplimos con nuestros objetivos, no podemos olvidarnos de la medición de los resultados.

Para definir el éxito de nuestras acciones tanto online como presenciales, debemos tener controlados los KPI (Key performance indexes- indicadores clave de desempeño). Se trata de utilizar métricas que están asociadas al resultado de nuestro negocio. Estas herramientas las podemos obtener fácilmente a través de las diferentes herramientas de estadística digital.

Por ejemplo, un KPI podría ser el coste de la adquisición de un nuevo cliente a través de nuestra página web.

10- Análisis de resultados y conclusiones.

Ahora ya hemos conseguido elaborar tu Plan de Marketing, pero tu trabajo aún no ha terminado. Debes establecer controles periódicos de tus KPI y analizar tus resultados en función a los KPI, es imprescindible conocer las acciones que tienen éxito para seguir mejorando día a día.

Estamos encantados de poder ayudarte a elaborar tu Plan de Marketing, y cualquier aspecto relacionado con los Recursos Humanos o Consultoría en tu empresa. Si necesitas más ayuda, no dudes en contactar con nosotros y podremos trabajar en equipo.

Artículo redactado por: Rafa Pallarés.


Comparte